LAS 5 RECETAS GRATIS

El Parto es Nuestro presenta la campaña STOP Kristeller

Escrito por Mayra. Posteado en Maternidad y Crianza, Noticias

Con motivo del día de la Mujer trabajadora, el próximo 8 de marzo, la asociación El Parto es Nuestro lanzará su nueva campaña “STOP Kristeller: cuestión de gravedad”.

Será una campaña de sensibilización y concienciación, a nivel nacional, que se desarrollará a lo largo de un año.

La campaña nace de los duros testimonios que nos llegan desde hace años sobre la realidad de esta maniobra que, aun desaconsejada por la OMS y la propia Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), e incluso prohibida en algunos países europeos, se sigue realizando con demasiada frecuencia. Ante el general desconocimiento tanto de la maniobra en sí como de las consecuencias que puede tener sobre la madre y su  bebé, creció la idea de esta campaña hasta que a finales del año pasado un grupo de socias se unió para hacerla realidad.

La campaña se llevará a cabo sobre todo a través de nuestros Grupos Locales y la web y redes sociales, en forma de reuniones, jornadas informativas, artículos divulgativos, recogida de testimonios, encuestas y entrevistas, entre otros.

Los objetivos de esta campaña son los siguientes:

    • Dar a conocer la existencia de la maniobra Kristeller a las mujeres embarazadas y no embarazadas, así como a sus acompañantes o parejas.
    • Exponer las graves consecuencias que pueden sufrir tanto las madres como los bebés.
    • Contribuir a que deje de ser una maniobra invisible e invisibilizada.
    • Ofrecer herramientas administrativas y legales de reclamación o denuncia a las mujeres afectadas.
    • Sensibilizar a los profesionales que intervienen en la atención al parto, como vía para erradicar esta maniobra de sus prácticas sanitarias.
    • Favorecer la participación de las mujeres en esta campaña y sacar a luz sus experiencias.

Descarga aquí la Nota de Prensa sobre el lanzamiento de la campaña.

Ir al apartado web de la campaña: STOP Kristeller: Cuestión de gravedad

Por Loreto Fernández y Diana Montero
La maniobra de Kristeller ya se realizaba en los tiempos de Hipócrates. Aunque en aquel entonces no se conocía todavía con ese nombre, ya se recomendaba cierta presión del fondo uterino para acelerar el parto.

Samuel Kristeller, un médico alemán, publicó en 1867 un estudio en el que describía en qué consistía la práctica manual de empujar al bebé, en qué condiciones realizarla y una explicación acerca de la utilidad de la compresión del fondo para fortalecer las contracciones uterinas. A raíz de su escrito, a esta práctica se la denominó Maniobra Kristeller. Básicamente, se trata de rodear el fondo uterino con el brazo y presionar sobre el costado izquierdo con el cuerpo mientras se produce la contracción en el momento en que el bebe está a punto de coronar, para “ayudar” supuestamente a la expulsión de la cabeza.

La principal utilidad teórica de la maniobra de Kristeller es acortar el tiempo de la segunda fase del parto. Con objeto de comprobar esta idea, en 2009 se realizó en Estambul un estudio con 197 mujeres embarazadas de entre 37 y 42 semanas de gestación. Este estudio, cuyo nivel de evidencia científica es I (lo cual implica que sus resultados son muy fiables), es uno de los que el Ministerio de Sanidad y Política Social tuvo en cuenta para la redacción de la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal.
En el estudio, se recogieron los datos relativos al tiempo que necesitaban las mujeres para dar a luz cuando se les realizaba la maniobra y cuando no, así como muestras sanguíneas del cordón umbilical para valorar el sufrimiento fetal; también se tuvo en cuenta si el parto fue instrumental, la morbilidad y mortalidad maternas, si hubo traumatismos neonatales, si los bebés tuvieron que ser ingresados en la unidad neonatal de cuidados intensivos y la mortalidad de los bebés.

Los resultados mostraron que no hubo diferencias significativas en la duración de la segunda fase del parto. Aunque sí se vieron variaciones en los análisis arteriales de sangre del cordón, los datos entraban dentro de los valores normales y no hubo ningún recién nacido con un test de Apgar menor de 7 en ninguno de los grupos.

Sin embargo, la maniobra de Kristeller continúa efectuándose con demasiada frecuencia, a pesar de no estar demostrada su eficacia y de haberse evidenciado que puede acarrear consecuencias perjudiciales tanto para la madre como para el bebé. Algunos de los problemas que conlleva la maniobra de Kristeller son:

Para la madre: daños en el útero y el periné, hemorragias, rotura uterina (y, consecuentemente, histerectomía u operación de extracción de matriz),desprendimiento de placenta, contusiones, rotura de costillas, laceraciones y desgarros del canal vaginal, laceraciones cervicales, lesiones de los órganos internos, hematomas.

  • Para el bebé: hipoxia fetal, hematomas, lesiones del plexo braquial, lesiones de los órganos internos, rotura de miembros superiores, rotura de costillas, lesiones de la médula espinal.La maniobra de Kristeller es conocida como “la maniobra invisible”ya que no se suele registrar en los expedientes clínicos. En España, por ejemplo, cuando el Ministerio decidió investigar sobre ella, los profesionales consideraron que era una práctica obsoleta, por lo cual no hacía falta mencionarla ni plasmarla en la Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal. Así pues, se decidió preguntar directamente a las mujeres y se llegó a la conclusión de que en el 26% de los partos se sigue aplicando esta técnica, aun cuando la Organización Mundial de la Salud ha clasificado esta práctica para “acortar” la segunda fase del parto dentro de la categoría “C” (es decir, prácticas en las que no existe una clara evidencia para aconsejar su uso y deben ser usadas con cautela hasta que nuevos estudios clarifiquen su utilidad).Los profesionales suelen justificar su uso aduciendo que “era una emergencia”. Si este fuera el caso, estarían indicadas otro tipo de intervenciones en lugar de esta maniobra. Los asistentes al parto deben respetar los tiempos de la mujer, animarla a adoptar posturas que favorezcan el descenso del bebé (por ejemplo, favorecer la verticalidad, animando a la mujer a colocarse de pie), permitirle beber para que reponga líquidos, evitarle situaciones o intervenciones que puedan aumentar su cansancio y procurarle confort físico y psicológico.
    La maniobra de Kristeller no solo es desaconsejable, sino que existen un montón de alternativas mucho más eficaces y, lo más importante, exentas de riesgo, para la madre y para el bebé.

    STOP KRISTELLER. Es solo una cuestión de gravedad.

    Bibliografía:

    1. Sánchez R. “Creencias, supersticiones y mitos que fueron considerados inhibidores o facilitadores de la parturición”. Med Hist (Barc). 1970; 72: 3-16.

    2. Dubravko Habek, Mirna Vuković Bobić and Zlatko Hrgović “Possible feto-maternal clinical risk of the Kristeller’s expression”. Central European Journal of Medicine, Volume 3, issue 2 (junio 2008), p. 183 – 186.

    3. Drs. Cristián Belmar J., José A. Poblete L., Fernando Abarzúa C., Enrique Oyarzún E. “Rotura uterina en pacientes sin cicatriz uterina”. Revista chilena de obstetricia y ginecología, v.67 n.3 Santiago 2002; 67(3): 180-183

    4. Organización Mundial de la Salud. Cuidados en el parto normal: una guía práctica. Grupo técnico de trabajo de la OMS. Departamento de Investigación y Salud Reproductiva. Ginebra: OMS; 1996.

    5. Asociación Médica Argentina. Apuntes sobre la responsabilidad médica legal y la mala praxis.

    6. Verheijen EC, Raven JH, Hofmeyr GJ. “Fundal pressure during the second stage of labour“.Cochrane Database Syst Rev

    Imagen de la campaña: por Rosa de la Nava.

     

 

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

¿Quieres saber más sobre recetas de cosmética y limpieza ecológica, organización fácil del hogar, salud natural, nuevas fuentes de ingresos?

Comienza Hoy a Vivir Más Natural

Comienza HOY a Vivir Más Natural, un programa pensado para las personas que quieren tomar el control de su vida!!

Tus comentarios…

Mayra

|

Muchas gracias por tus palabras, Patricia 🙂
Un abrazo!

Mayra

|

Claro, Julieta, agrega un poco de agua caliente y remueve.

Mis amigas y amigos…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies de este Blog, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR