LAS 5 RECETAS GRATIS

Mi Proyecto 333 o como minimizar el armario (durante la lactancia)

Escrito por Mayra. Posteado en Estilo de Vida, Minimalismo

Ya está decidido, este año comienzo con un nuevo reto: minimizar el armario!!

El Proyecto 333, me acompañará durante los próximos meses en mi camino hacia una forma de vivir más sencilla y coherente, como parte de mi “ataque de reducción masiva” REDUCE y RESPIRA.

Te lo explico…

¿Qué es el Proyecto 333?

Se trata de un reto que conozco desde que empecé a seguir los pasos de Valentina (ValeDeOro), minimalista y mentora del Proyecto 333 en castellano (ya te he hablado antes de su trabajo aquí y aquí).

Aunque vengo reduciendo mi armario desde hace tiempo, nunca me había animado a dar el paso de iniciar este proyecto, pero ahora ¡es mi momento!

Brevemente te explico que el Proyecto 333 consiste en vivir con 33 prendas de ropa durante 3 meses, sacando de tu armario todo aquello que no forma parte de tu selección, puedes regalar o donar lo que no te pones o no te gusta demasiado y guardar aquello que quieres conservar para otra estación o para decidir sobre su futuro más adelante, pero manteniéndolo en un lugar al que no puedas acceder fácilmente.

Quedan excluidos del reto ropa interior, ropa de esta en casa, pijamas y ropa de deporte (siempre que la utilices sólo para hacer deporte).

En la web del proyecto puedes ver toda la información y las reglas, no hay que apuntarse en ningún sitio para participar ni seguirlo todo al pie de la letra. Al fin y al cabo es un reto personal, que haces para aprender a vivir de una forma más sencilla y para explorar tus gustos, tu estilo y tu papel a la hora de consumir. Es una “aventura” en la que disfrutar haciendo tu armario más versátil y creativo. Si hay alguna regla que no se ajusta a tu modo de vivir, puedes adaptarla.

¿Cómo voy a hacer el proyecto 333 siendo mamá en plena lactancia?

Pues sí, la lactancia es una época complicada para esto de la ropa… no todas las prendas permiten dar el pecho con comodidad en cualquier circunstancia y también se manchan y estropean bastante más que con el uso habitual.

Yo suelo utilizar varias capas, camisetas de algodón y prendas con botones que me permiten una “lactancia todoterreno”. Tengo varias camisetas de tirantes que me pongo bajo la ropa, con las que puedo levantar la prenda superior y bajar un poco la camiseta para descubrir el pecho, de modo que el peque pueda comer y me queden la barriga y los riñones tapados, que estamos en invierno!! Esas camisetas se estropean y manchan muchísimo, así que no las voy a contar en el reto, pero me he marcado la condición de usarlas únicamente como ropa interior.

También se me ensucian bastante el resto de la ropa y, con el frío, tarda más en secarse, por lo que he optado por no incluir en esta temporada el calzado, los accesorios ni los abrigos, y utilizar esos huecos para dejarme alguna prenda más para el día a día. Lo que sí voy a hacer es reducirlos a su mínima expresión y revisar el reto para incluir todo en las próximas temporadas.

Aquí está mi lista:Proyecto 333_Reduce-y-respira - Vivir Más Natural

  • 3 vestidos, con botones o camiseros, para dar el pecho con comodidad.
  • 5 blusas de botones con diferentes estampados o lisas.
  • 3 camisas de botones (botones y más botones…)
  • 1 blusa más fina (para ocasiones especiales)
  • 5 camisetas de manga larga.
  • 1 camiseta de manga corta.
  • 4 jerséis de punto.
  • 3 chaquetas de punto.
  • 1 falda negra.
  • 1 falda vaquera.
  • 3 pantalones vaqueros.
  • 1 pantalón negro.
  • 2 mallas tipo legging.

Y así es como ha quedado el armario… ocupando sólo la mitad!!! 😉

¿Qué puede aportarme realizar este proyecto?

Las personas que lo han llevado a cabo destacan ventajas del tipo:

  • Facilita las mañanas. No tienes que andar pensando mucho en lo que te pones, es más fácil elegir el vestuario cada mañana: abrir el armario, coger un par de cosas y listo!!
  • Hace ser más consciente a la hora de comprar. Darte cuenta de que se puede vivir con mucho menos y que gran parte de las compras que hacemos son innecesarias, cambia tu papel a la hora de consumir, te hace buscar la calidad en vez de la cantidad.
  • Ayuda a encontrar tu verdadero estilo. Cuando tienes pocas prendas en el armario tienes que pensar mucho mejor lo que entra y lo que no y tratas de que sean aquellas con las que realmente te sientes bien, las que te identifican y definen tu estilo personal.
  • Libera de la sensación “no tengo que ponerme”. Un armario lleno de ropa suele generar confusión, no ves las prendas, no encuentras cómo combinarlas y al final acabas por frustrarte porque no tienes “nada que ponerte” y yéndote de compras para mitigar esa sensación. Si tienes menos prendas, procuras que queden bien entre sí y que sean complementarias.

A mi, por lo pronto, el ejercicio de elegir sólo 33 prendas me ha hecho darme cuenta de que tengo un montón de ropa que no me gusta, no me queda bien o no me combina entre sí… y que hasta ahora he comprado más guiada por el impulso de “qué bonito” o “que barato” que por un sentido lógico y siguiendo mi estilo personal. He tenido que desechar muchas prendas que me gustan pero que no me quedan bien y escoger colores y formas que casan entre sí y que son prácticas para mi día a día.

¡¡¡¡Y me ha quedado libre la mitad del espacio!!!!

Que maravillosa es esa sensación de abrir el armario y ver de golpe toda tu ropa, ordenada y lista. Ahora es mucho más sencillo colocar las cosas y me ha permitido despejar y reorganizar otros muebles, con lo que la casa está organizándose con un sentido más práctico y sin saturar las zonas de almacenaje.

¡Así que de momento todo son ventajas!

Además, lo comenté en la cena de Navidad con la familia y se han unido al reto mi hermana, mi hermano y mi cuñada, me encanta!!!  😉

¿Y tú? ¿Qué dices ? ¿Te animas a vivir con menos?

¡¡Cuéntanoslo!!

Mayra-PANGEA Mundo Natural

PD: Si te ha gustado la idea, compártela. Seguro que hay alguien más con ganas de unirse a este movimiento!!

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (6)

  • Haizea

    |

    Hola:
    Quería recomendar este web que descubrí hace poco y sobre todo este artículo que nos habla del armario minimalista:
    http://nuevasideasnuevoscomienzos.es/limpieza-y-minimalismo-1-el-armario/.
    Espero que os guste y resulte tan útil como lo ha sido para mí más ahora en época de rebajas.
    Yo también al comenzar el año me he unido al reto de reducir mis pertenencias.
    Un artículo muy interesante.

    Responder

    • Mayra

      |

      Hola Haizea!!
      Muchas gracias por tu comentario! Me alegro de que te hayas unido a este movimiento de reducir, lo cierto es que vivir de un modo un poco más simple es una opción que libera y permite abrir mucho la mente!!
      Muchas también por el enlace, ya conocía la web de Eva y tiene cosas muy interesantes 😉

      Responder

      • Mayra

        |

        Hola Eva! Gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario ;).
        Un abrazo

        Responder

  • pececito arcoiris

    |

    Hola Mayra! Con este proyecto, que ya he leído en otras ocasiones, tengo ciertas dudas. Por un lado estoy de acuerdo en lo que dices de sus beneficios, pero por otro me parece que se puede llegar al extremo contrario, ser mas consumista. Porque lo de vaciar el armario me parece que da mucho pie a volver a llenarlo a la mínima ocasión… Yo tengo mis armarios atestados de ropa que no me pongo, bien porque ya no me gusta, porque no me combina con nada, o porque tiene mas años que yo y Y verla ahí creo que me viene bien como recordatorio de lo que no debo hacer…y para evitar comprar más, ya que no cabe nada…Al menos es mi estrategia. No es tan limpio y decorativo como el minimalismo pero personalmente me parece mas coherente. Apechugar con lo que has hecho, vamos. Aunque repito que no tengo del todo claro si lo mio es mas bien masoquismo y lo del reducir seria mejor jejeje.

    Responder

    • Mayra

      |

      Pues con esto, como con todo, cada cual hace como mejor le sirve. A mi personalmente darme cuenta de que he comprado muchas cosas por impulso y no porque realmente me resulte útil me ha ayudado a conocerme mejor como consumidora. Estoy aprendiendo a definir qué es lo que me gusta y lo que me sienta bien y no siento la necesidad de llenar el espacio (me encanta verlo así!!).
      Tenía un montón de ropa que no me ponía y que ahora pueden usar otras personas, tendrías que ver la cara de alegría de las voluntarias de la ONG a la que he llevado ya 4 bolsas enormes de ropa mía y de los peques (y este jueves vuelvo), cuando les dije que aún tenía mi madre el traje de la comunión y que si les venía bien que se lo llevara 😉
      Pero, en definitiva, se trata de un proceso personal, cada cual hace como cree, como le cuadra o como siente en ese momento, siempre y cuando tratemos de caminar hacia una forma de vivir un poco más coherente y sencilla.
      ¡¡Muchas gracias por tu comentario y por tu punto de vista!!
      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

¿Quieres saber más sobre recetas de cosmética y limpieza ecológica, organización fácil del hogar, salud natural, nuevas fuentes de ingresos?

Comienza Hoy a Vivir Más Natural

Comienza HOY a Vivir Más Natural, un programa pensado para las personas que quieren tomar el control de su vida!!

Tus comentarios…

Mayra

|

Muchas gracias por tus palabras, Patricia 🙂
Un abrazo!

Mayra

|

Claro, Julieta, agrega un poco de agua caliente y remueve.

Mis amigas y amigos…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies de este Blog, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR