LAS 5 RECETAS GRATIS

¿Qué es una DOULA?

Escrito por Mayra. Posteado en Maternidad y Crianza

“Dar a luz no solo se trata de traer bebés al mundo, se trata de hacer madres fuertes, competentes y capacitadas, que confíen en sí mismas y conozcan su fuerza interior”. 

Barbara Katz

Hoy, en un día tan señalado, me gustaría hablar de la doula, una figura poco conocida pero de un gran valor para las mujeres durante el embarazo y el puerperio. Tengo la suerte de conocer a una gran mujer que ha decidido dedicar su vida a esta labor y que comparte su sabiduría y aprendizajes en su blog Nace Una Doula. En él explica a la perfección el origen y razón de ser de esta figura, aportando datos contrastados y su propia experiencia como mujer.

Gracias, Sol, por compartir!!

¿Qué fue antes la maternidad o las doulas?

Las doulas son casi tan antiguas como la maternidad misma. El término doula designaba en la antigua Grecia a la esclava que ayudaba a la señora a parir o en cualquier otro ámbito tuviera o no relación con la maternidad. En la actualidad, el término doula ha perdido estas connotaciones negativas relacionadas con la esclavitud y se trata de mujeres, también hay algún hombre, que acompañan a la madre ofreciéndole apoyo emocional y físico. Yo diría que el objetivo primordial de la doula es ayudar a la mamá a recuperar la confianza en su capacidad para dar a luz, alimentar y atender a su bebé. Y apoyando a la madre, se apoya también al padre y a toda la familia.

¿Por qué acudir a una doula?

En nuestra sociedad, el trabajo de la doula es cada día más necesario, ya que muchas madres se encuentran solas y sin referentes, se enfrentan a la maternidad por primera vez en sus vidas con su propio embarazo. Las redes familiares, vecinales o los amigos, lo que a mí me gusta denominar como “la tribu”, han desaparecido. No es extraño que en estas circunstancias la mujer se sienta desbordada por las dudas y los miedos. Y esta situación angustiosa lamentablemente se puede llegar a extender más allá del nacimiento del bebé. Más teniendo en cuenta que ahora mismo la mujeres nos desenvolvemos con mucha facilidad en cualquier ámbito, dominamos totalmente el mundo laboral, la universidad y cualquier otra cosa que nos propongamos, pero parece que hemos olvidado nuestra esencia y esto puede vivirse como algo realmente frustrante.

¿Qué ofrece una doula?

No hace tantos años que las madres tenían a sus bebés en compañía del resto de las mujeres de su familia, que además las ayudaban en la crianza del pequeño. Esas mujeres no contaban con formación específica en maternidad e infancia, pero sí tenían una gran experiencia gracias a sus propios partos y crianzas. Las doulas disponen de formación relacionada con el embarazo, el parto y el cuidado del bebé, incluso nociones básicas de socorrismo obstétrico, pero es importante resaltar que no sustituyen ni a la comadrona ni al médico. El trabajo de la doula consiste en comprender las necesidades físicas, emocionales y sociales de las madres y acompañar adaptándose a cada familia, siempre desde una actitud de respeto y cariño. La doula escucha sin prejuicios y resuelve, en la medida de sus posibilidades, las dudas de la embarazada.  Hay una definición que me encanta porque considero que explica de forma muy poética nuestra labor: la doula tiene el alma abierta para escuchar y las manos tibias para cobijar. La principal misión entonces es devolver a la mujer la confianza en su propio instinto para que tenga claro cómo quiere vivir una parte tan importante de su vida como es la maternidad siempre teniendo muy presente que una madre informada tiene capacidad de decisión y, sin lugar a dudas, una madre feliz, tendrá hijos felices.

¿Qué beneficios tiene contar con una doula?

Los estudios demuestran que las mujeres que han podido disfrutar del acompañamiento de una doula durante el parto se sintieron mejor tratadas dentro del sistema hospitalario, comprendieron con mayor facilidad la información que le ofrecieron, tuvieron una mayor sensación de control de la situación y una mejor percepción de su trabajo de parto y de ellas mismas durante el mismo. Además, dato muy importante, sufrieron menos cesáreas y episotomías. En definitiva, disfrutaron de partos respetados. Si durante el parto cuentas con alguien al lado que te tiende la mano, te da un masaje, te ofrece palabras de aliento, etc. es evidente que la llegada del bebé se vive de manera más placentera y plena. El apoyo de una doula en el post-parto contribuye a una lactancia más prolongada, con independencia de la actitud que la doula tome respecto a la misma. El estudio realizado en Houston, TX sobre la influencia del apoyo emocional de una doula durante el parto, marcó un hito, y es referenciado frecuentemente. Este estudio mostró resultados tan sorprendentes e importantes como los siguientes: reducción de un 50% de las cesáreas, del uso de fórceps en un 40%, de reducción en las peticiones de epidiral del 60% o de culaquier otro tipo de analgésico en un 40%, una disminución en la duración del trabajo de parto del 25% y una necesidad del uso de pitocín del 50%.

La doula y la pérdida.

Hay un tema que demasiadas veces se esconde, se invisiviliza, se olvida sin más causando un gran dolor también oculto y sufrido exclusivamente en la intimidad del hogar. Me refiero al aborto. El acompañamiento de una doula en este duro trance me parece tan fundamental como en la llegada de un hijo nacido a término. Tras la pérdida de mi primer hijo, un bebé concebido, deseado y buscado durante meses, comencé a especializarme en este campo. Me encontré con que miles de mujeres habían pasado por lo mismo que yo. Que también, al igual que yo, habían sufrido la incomprensión de las personas que le rodeaban y el maltrato del sistema hospitalario. También me llevó a la reflexión de que mujeres hemos avanzando mucho en derechos sociales, pero nos sometemos a legrados, aspirados y raspados sin conocer en profundidad las consecuencias físicas y psicológicas de estas técnicas y, muchos menos, sin contar con información adecuada sobre tratamientos alternativos. Superar el gran tabú del aborto, donde se mezclan los grandes miedos de la sociedad: sexo, muerte, sangre, es algo por lo que toda la sociedad en su conjunto debería comprometerse. Entender que el aborto forma parte de la sexualidad de la mujer es un paso fundamental para que las mujeres comencemos a vivir nuestro duelo de forma más sana, con mucho sufrimiento igualmente, pero sin causarnos un trauma que en muchas casos puede afectarnos para el resto de nuestra vida.

Fuente: Nace Una Doula

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

¿Quieres saber más sobre recetas de cosmética y limpieza ecológica, organización fácil del hogar, salud natural, nuevas fuentes de ingresos?

Comienza Hoy a Vivir Más Natural

Comienza HOY a Vivir Más Natural, un programa pensado para las personas que quieren tomar el control de su vida!!

Tus comentarios…

Mayra

|

Muchas gracias por tus palabras, Patricia 🙂
Un abrazo!

Mayra

|

Claro, Julieta, agrega un poco de agua caliente y remueve.

Mis amigas y amigos…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies de este Blog, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR